errores al pronunciar ingles

Pronunciar en inglés. Los errores más comunes

Alcanzar la fluidez en inglés puede parecer en algunos casos todo un desafío, especialmente para aquellos que tenemos como lengua materna el español. 

La pronunciación en particular, es una de las áreas que más dificultades suele generar incluso para estudiantes avanzados, que se frustran al ver que les cuesta que otras personas entiendan lo que están diciendo, o que se graban para comprobar cómo suenan, y descubren que no suenan igual para el resto que para sí mismos.

Para preparar este artículo estuve revisando qué dicen en otras webs de academias de inglés que venden promesas de “pronunciación perfecta, como la de los propios nativos”.

Sin embargo, debemos primero preguntarnos ¿Qué es un acento nativo?.
A los ingleses o americanos les pueden prometer también hablar español con acento nativo, pero ¿De dónde sería este acento?, ¿sería con acento gallego?, ¿andaluz? ¿vasco?, ¿murciano?, ¿madrileño?, o incluso colombiano, venezolano, mexicano…

En este caso sería similar, ya que la noción del “acento nativo” es muy abierta, y tanto puede ser un acento inglés de Lansbury, londinense quizás, o puede ser un acento neoyorquino o de texano de pura cepa.

Es evidente que existe una gran diversidad de acentos entre los hablantes nativos de inglés y por eso la pronunciación es un tema complejo para el que no hay una respuesta única. El objetivo principal debería ser ser entendido y comprender a la mayor cantidad de personas posible, independientemente de su origen.

Ahora, veamos una lista que he creado con los 5 errores más comunes que los estudiantes de inglés de habla hispana suelen enfrentar.

5 ERRORES MÁS COMUNES DE PRONUNCIACIÓN

1. Vocales

Aunque pueda parecer un poco evidente para algunas personas, es importante recordar que el inglés tiene más sonidos vocálicos que letras vocales. Esto puede plantear 2 problemas para las personas que hablamos español.

En primer lugar, es necesario reconocer y diferenciar entre una variedad más amplia de sonidos vocálicos. El número exacto varía según la fuente, pero generalmente se considera que hay 12 vocales en inglés británico (además de los sonidos que resultan de la combinación de varias vocales) y 14 en inglés americano.

En segundo lugar, debido a la irregularidad de la ortografía inglesa, a menudo no es posible determinar la pronunciación de una palabra cuando la leemos.

Identificar estos sonidos y comprender qué sonidos aparecen en cada palabra es un proceso que lleva tiempo y para el que es útil realizar una práctica activa, como hablar con otras personas en inglés y prestar atención a posibles malentendidos.

¿Cómo puedes mejorar? Podemos hacerlo a la vieja usanza, consultando la transcripción fonética de las palabras en un diccionario para identificar los sonidos que te resultan difíciles. O de una forma más moderna, a través de videos en YouTube, que pueden ayudarte a distinguir entre diferentes sonidos vocálicos, o usando traductores como Google Translate para escuchar cómo lo pronuncia.

Ejemplos:

  • «ship» (barco) – «sheep» (oveja)
  • «bit» (pedazo) – «beat» (latido, golpear)
  • «hot» (caliente) – «hat» (sombrero)

2. Las consonantes y las combinaciones de consonantes

Algunas consonantes en inglés pueden resultar difíciles de pronunciar para los hispanohablantes, como la diferencia entre «b» y «v» en palabras como «very» (muy) y «berry» (baya). Además, las combinaciones de múltiples consonantes presentes en muchas palabras inglesas pueden ser todo un desafío.

Ejemplos: 

  • «thin» (delgado) – «sin» (pecado)
  • «chair» (silla) – «share» (parte, porción)
  • «split» (partir, dividir; hendidura) – «crisp» (crujiente; patata frita)

3. La fluidez en el habla

En inglés hablado, los sonidos a menudo se modifican y se unen de manera fluida, lo que puede ser difícil de seguir para hispanohablantes como nosotros. Familiarizarse con estos patrones naturales del lenguaje puede ayudar a evitar malentendidos.

Ejemplos:

  • Frase original: «He doesn’t know what to do.» (Él no sabe qué hacer.)
  • Pronunciación fluida: «He doesn’t know wha’ to do.» /hi ˈdʌzən noʊ wət tə duː/
  • Frase original: «I saw him at the store.» (Lo vi en la tienda.)
  • Pronunciación fluida: «I saw ‘im a’ the store.» /aɪ sɔ ɪm ət ðə stɔː/

4. El acento en determinadas Palabras

El inglés no utiliza reglas de acentuación como el español, lo que significa que es importante aprender dónde recae el acento en cada palabra de forma individual.

Ejemplos:

  • Palabra: «Record» (grabar)
    • Pronunciación para «grabar«: /rɪˈkɔːrd/
    • Pronunciación para «registro«: /ˈrɛkɚd/
  • Palabra: «Present» (presente)
    • Pronunciación para «presente» (sustantivo): /ˈprɛzənt/
    • Pronunciación para «presentar» (verbo): /prɪˈzɛnt/

5. El acento en las frases

El papel del acento en la estructura de las frases es importante en cualquier idioma. Sin embargo, en inglés, este aspecto adquiere una relevancia mayor si cabe. 

A diferencia del español, donde el acento puede variar de un modo más sutil, en inglés cada palabra acentuada lleva consigo una carga de significado más pronunciada. Esto puede plantear un desafío para los estudiantes hispanohablantes, ya que el español no siempre sigue un patrón tan marcado de acentuación.

El inglés se caracteriza por su ritmo acentual, que le da una intensidad mayor a las sílabas acentuadas y simplifica las no acentuadas. Este ritmo puede resultar desconcertante al principio para aquellos acostumbrados a una acentuación más uniforme en su lengua materna.

Sin embargo, aprender a adaptarse a este ritmo acentual puede ser de gran utilidad. En conversaciones rápidas, este énfasis puede servir como guía para identificar las palabras clave y comprender el mensaje principal con mayor claridad. 

Es interesante notar cómo este énfasis se refleja en géneros musicales como el rap, donde la rítmica acentuada del inglés resalta con más fuerza.

En conclusión, mejorar la pronunciación en inglés es un proceso que requiere tiempo y práctica. Es importante estar abierto a corregir y ajustar nuestra pronunciación mientras nunca dejamos de practicar con otras personas que hablen inglés.

Si tienes menos de 18 años, o tienes hijos de estas edades, no dudes en traerlos a nuestra academia de inglés en Coruña en dónde de una forma divertida y natural les ayudaremos a mejorar su comprensión y pronunciación del inglés para que tengan plena confianza en sí mismos a la hora de hablar inglés con otras personas.

¡Os esperamos!.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *